LOS CENOTES

  • por

cenote

 

La palabra “cenote” deriva de la palabra maya “Tsonot” que significa “Agujero con agua”. A lo largo de los tiempos y en especial en la época prehispánica, Los maya consideraban estos lugares como sagrados, es decir como entrada hacia el otro espacio espiritual llamado inframundo o “Xibalba”(“Metnal” en maya yucateco)  En algunos de ellos se ha encontrado objetos antiguos y preciosos como piezas de jade, amuletos, objetos de madera entre otros, también se cree que en estos lugares se realizaban sacrificios humanos como en caso del cenote sagrado de Chichén Itzá. Estos cenotes también eran utilizados como aprovisionamiento de agua, de este vital y precioso líquido. Pero dichos cenotes tienen su origen desde mucho antes del desarrollo de los pueblos prehispánicos.

La península de Yucatán es una planicie de roca caliza que se formó en aguas someras del período cretáceo hace aproximadamente entre 150-65 millones de años. Ha ido emergiendo poco a poco, siendo expuesta a las distintas variaciones del nivel del mar desde la época glaciar. Desde hace aproximadamente 2 millones de años dicha superficie ha alcanzado hasta 100 m. de altura. El nivel del mar existente es igual al que se tuvo hace aproximadamente 5 000 años.

Por otra parte, hace aproximadamente 65 millones de años, un meteorito de 10 Km de ancho golpeo la superficie de nuestro planeta teniendo lugar dicho impacto en la parte norte de Yucatán, conocido como el meteorito de Chichxulub, como el nombre de la población yucateca cerca del lugar de impacto. Se cree que este meteorito fue el responsable de la extinción de los dinosaurios y otras especies.

Como resultado de dicho impacto, se formó debajo de la península una red de sumideros a los cuales le llamamos “Cenotes”. Estos cenotes o Cavidades de agua durante la última glaciación, se secó el agua en su interior y posteriormente las lluvias se filtraron arrastrando los diferentes minerales al interior de estas cavidades formándose las estalactitas, estalagmitas y columnas, que tiempo después cesaron en sus formaciones cuando las cavidades se llenaron de agua en un período interglaciar.

Hoy en día se ha clasificado 4 tipos de cenotes:

Hay el tipo, Cántaro, caverna,paredes verticales y aguadas o superficial.

En el tipo Cántaro, su entrada es a través de un hoyo en la superficie, que al entrar se puede observar una cámara o bóveda mucho más grande, donde está el agua. Tiene formaciones rocosas muy interesantes, como las estalactitas, estalagmitas y formaciones que aparentas figuras caprichosas.

En el tipo Caverna, la entrada es a través de una cueva, desde donde se avanza hacia donde está el cuerpo de agua, Por lo general tienen estalactitas, estalagmitas y columnas y algunas zaciveces hay minerales expuestos, existen también túneles de varios cientos de metros.

El de tipo paredes verticales, son como un gran cilindro sin techo. Algunos llegan alcanzar hasta 25 m. desde el agua a la superficie, Son espectaculares y maravillosos.

Y por último tenemos al tipo Aguada o superficial. A este tipo de cenote se suelen encontrar muy cerca de las costas, algunos se encuentran dentro de manglares enriqueciendo el hábitat de las costas.

Hoy en día se han registrado alrededor de 2 000 cenotes, sin embargo se estima la existencia de más de 7 000 cenotes en toda la península distribuidos dentro de las selva, aún sin explorar.

 

CENOTESHoy podemos disfrutar de estos lugares maravillosos, nadar en sus aguas frescas y cristalinas. Estos cenotes son atractivos turísticos y regalo de la naturaleza. Por lo que si planeas visitar unos de estos lugares te recomendamos observar ciertas reglas a fin de protegerlos y preservarlos.

Entra con cuidado a los cenotes, las entradas pueden ser resbalosas, son de madera o piedra.

No uses bronceadores o protectores solar o repelentes de insectos, ya que estos contaminan el agua y recordemos que los cenotes están interconectados con otros cenotes. Hay que ducharse antes de entrar a nadar en cualquier cenote.

No nades en lugares obscuros y cercanos a rocas filosas o con punta.

No toques las estalactitas o estalagmitas, ni las columnas, son formaciones milenarias y al contacto humano se altera su formación (se destruyen)

No saltes desde lugares altos

No entres al agua si no sabes nadar, o de lo contrario utiliza un chaleco salvavidas. Hay cenotes que tiene profundidades de hasta 50 m.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.